Confirmaron el procesamiento del cartonero que secuestró a la nena M

Judiciales 16/04/2021 . Hora: 13:49

Hoy por la mañana, la Sala VI de la Cámara Criminal y Correccional confirmó el procesamiento con prisión preventiva de Carlos Alberto Savanz, el cartonero que secuestró durante tres días a mediados del mes pasado a una menor de siete años en la villa Cildañez, tras ganar la confianza de la madre de la menor y engañarla, para trasladarla desde Capital Federal hasta Luján en su bicicleta.

La imputación principal es por el delito de sustracción de menores. El resto de la acusación se mantiene en reserva para no revictimizar a la menor, hoy de vuelta con su familia extendida y con el apoyo de psicólogas tras una internación en el hospital Garrahan.

Los argumentos de su defensa fueron duramente rebatidos. Su abogado había planteado, por ejemplo, que Savanz intentó llevar a la menor al zoológico de Luján. “Ninguna duda se consolida respecto a que Savanz se retiró con la niña pese a que defensa sugiere que su progenitora -tomando como fundamento la adicción a las drogas que padecería- pudo olvidar que, en realidad, lo autorizó que fuesen juntos hasta el zoológico en Luján, localidad donde finalmente fueron encontrados días después, pero esa hipótesis es, francamente, pueril”, asegura el fallo al que accedió Infobae, una conjetura que consideraron “huérfana de todo respaldo”, a la que “ni siquiera” Savanz hizo referencia.

El fallo también retrata una escena escalofriante, hasta ahora desconocida en sus detalles: los policías de la Bonaerense que lo arrestaron, luego de que una vecina lo señalara, aseguraron que al cachearlo Savanz soltó su bicicleta. M., la menor, estaba oculta en el canasto, envuelta en una caja de cartón. Cayó al suelo y dijo: “Quiero que me lleven con mi mamá”.

La declaración en cámara Gesell de la menor es también una columna vertebral de la imputación contra Savanz.

La niña afirmó que en los días que permaneció con “Carlitos”, como lo llamaba a Savanz, estuvo dentro de un “bosque” solamente con él, quien aseguraba que estaban “perdidos” y, ante los pedidos de volver con su madre, le daba respuestas evasivas.

También, las entrevistas de Savanz con psiquiatras del Cuerpo Médico Forense son parte de la causa. Su defensa habló de alucinaciones, de un posible cuadro de psicosis y un retraso mental leve. Sin embargo, ante psiquiatras oficiales, dijo haberse “mandado una macana”.

Los expertos oficiales lo consideraron imputable. “Resulta verosímil afirmar que al momento de los hechos haya tenido autonomía psíquica suficiente como para comprender la criminalidad de sus actos y /o dirigir su accionar (…) entiende la criminalidad de los actos humanos como así también de los propios”, asegura el reporte incluido en el fallo de la Sala VI.

Así, los magistrados Magdalena Laiño y Julio Lucini reclamaron que Savanz abandone finalmente su celda en la central de la Policía Federal en Villa Lugano y sea trasladado a un penal federal.

Dejar un Comentario