Vivía en un puente, tuvo un bebé y se lo desaparecieron en La Plata: "Andate de acá o te saco el otro"

Sociedad 30/04/2021 . Hora: 10:53

Jeaneth De Souza vive en Avellaneda pero su historia está cruzada por La Plata. Asegura que en nuestra ciudad “le desaparecieron” a su bebé y apunta contra una jueza.

Todo comenzó en 1994. Allí tuvo a su segundo hijo, Matías, en el Hospital Finochietto. Fue un parto muy largo y difícil.

“Mi bebe nace y a los 15 días me lo entregan. No respiraba bien, no quería comer, no quería tomar el pecho. La pediatra me decía que eran cosas mías, que no tenía nada. Finalmente entro por la guardia y el médico me dice que estaba en coma. Inmediatamente lo internan y me dicen que mi bebe no iba a vivir porque su infección había afectado a su pulmón”, relató Jeaneth a LAPLATA1.com.

Allí empezaron las complicaciones. Le informaron que tenía que llevarlo a una institución médica más equipada para seguir el tratamiento. Pero ella no tenía obra social ni trabajo. Finalmente, y luego de lucharla, le consiguieron una clínica privada de La Plata. No recuerda el nombre.

“Por todo lo que estaba pasando me enfermé de los nervios, sufrí convulsiones y quedé inconsciente casi dos días”, relató la mujer. En ese interín, llevaron a su bebé a La Plata y lograron operarlo y entubarlo. Un médico del Finochietto le dio dinero a la mujer y ella pudo viajar a nuestra ciudad para ver a su pequeño.

Estuvo 9 meses internado. Jeaneth vivía en la calle. Estaba totalmente sola. Por eso, cuando le dieron el alta, pidió que su hijo pueda seguir un tiempo más en la clínica para que no pase frío. “Era muy peligroso tenerlo en la calle. La idea era que siguiera allí hasta que yo pudiera conseguir un trabajo y tener un techo”, precisó.

Por consejo de un médico de la clínica, acudió a una jueza. “El error de mi vida fue pedirle eso a una jueza. Ella me lo hizo desaparecer. No me dieron explicaciones. No había historias clínicas. Cuando volví ya no existía mi hijo. Me decía que era una loca. Me amenazó. Me dijo para qué lo quería si no tenía familia, trabajo y estaba enferma”.

“Andate o te saco el que tenés en brazos”, la echó la jueza. “Lo único que recuerdo es que era rubia, estaba vestida de rojo y fumaba mucho. Le rogué que me lo devolviera y me echó como un perro”, sostuvo.

“Para mí los derechos humanos nunca existieron”, agregó la mujer, que originalmente vivía debajo de un puente. Hasta acudió al programa “Gente que busca gente”, pero tampoco pudieron tener información de lo que pasó.  

Hoy la búsqueda sigue, pero es cada vez más difícil. Cree que hubo complicidad entra la jueza y la clínica. “Lo que más deseo es que le haya tocado una buena familia”, completó Jeaneth al borde del llanto.

Quien tenga algún tipo de información debe comunicarse al 11 4067 2909.

Dejar un Comentario