Estudiantes hizo historia en Brasil después de 13 años

Estudiantes 18/05/2022 . Hora: 14:53
Estudiantes hizo historia en Brasil después de 13 años

Ganar en Brasil por Copa Libertadores para Estudiantes ha sido históricamente una odisea. Hasta el partido de anoche ante Bragantino, la única victoria en ese suelo había ocurrido en 2009, en la memorable definición ante Cruzeiro en el Mineirão. En un escenario completamente diferente y ante un rival de menor calibre, el equipo de Zielinski logró indiscutidamente repetir la hazaña y puso en evidencia la marca de dos jugadores que volvieron al olimpo del club.

VACUNACION NACION

El primer partido en dicho país por la máxima competencia sudamericana fue en 1968 ante Palmeiras, por la final de la Copa que luego ganaría el plantel de Zubeldía. Sería derrota 3-1 y precedente de las que llegarían en 1983 (ante Gremio por 2-1 en segunda fase), en 2006 (tanto ante Goiás por 3-1 en octavos como ante San Pablo por 1-0 en cuartos) y en 2009 (ante Cruzeiro por 3-0 en la fase de grupos). 

El terreno hostil cambiaría su destino ese mismo año. En la edición del 2009 el "Pincha" jugaría la final ante el propio Cruzeiro y lo vencería 2-1 en los 90 minutos para levantar el trofeo frente a más de 60.000 espectadores. Los últimos 18 minutos de ese partido serían, hasta ayer, los únicos en la historia en los que Estudiantes estaría en ventaja frente a un equipo brasileño jugando en Brasil.

OBRAS QUE TRANSFORMAN

No obstante, la adversidad continuaría su curso sin problemas luego de aquella final, otra vez con todas derrotas: en 2010 (contra Internacional por 1-0 en cuartos), en 2011 (ante Cruzeiro nuevamente por 5-0 en fase de grupos), 2017 (frente a Botafogo por 2-1 en fase de grupos) y en 2018 (ante Santos por 2-0 en fase de grupos y ante Gremio por 2-1 en octavos).

El golazo de chilena de Gustavo del Prete en Braganza provocó, de esta manera, no sólo el segundo triunfo en 12 partidos distribuidos en más de cincuenta años, sino que también colocó a Mariano Andújar y a Mauro Boselli como protagonistas excluyentes de ambas gestas. En 2009, el arquero de por entonces 25 años y el goleador de 24 dijeron presente bajo las órdenes de Sabella y hoy son las únicas caras sobrevivientes en el plantel del "Ruso", aunque con diferentes intervalos por el exterior entre ambos momentos. Un privilegio tan representativo como histórico.

Dejar un Comentario