Cobró una jugosa indemnización, se fue de "gira" a Mar del Plata y ahora hace changas en la noche platense: "Es una pasión"

Sociedad 22/09/2022 . Hora: 12:22
Cobró una jugosa indemnización, se fue de ”gira” a Mar del Plata y ahora hace changas en la noche platense: ”Es una pasión”
Francisco Angulo
Por Francisco Angulo
Periodista.

Emiliano tiene 28 años, es de La Plata y porta una historia bastante “loca” que cuenta a LAPLATA1.com.

YPF 300x250

Todo se remonta al 2015 cuando, por hobbie, arrancó con la coctelería. Nunca imaginó que sería un aliado para toda la vida.

En ese momento, trabajaba en una importante empresa del país del sector energético. Pero un día decidió pegar un giro de 180 grados: renunció a su trabajo y cobró una importante indemnización.

MUNCIPALIDAD DE LA PLATA

“Pude mantenerme sin trabajar por unos meses, pero al cabo de un tiempo ya me estaba quedando sin dinero y ahí fue donde empecé a usar mi curso de bartender como salida laboral”, recuerda.

“Entré en una cervecería en La Plata y descubrí un mundo totalmente distinto y una pasión que no había sentido jamás por nada. En ese año el boom de la coctelería no existía y no había muchos lugares en la ciudad donde hagan tragos”, explica Emiliano.

“Ganaba poco dinero pero lo suficiente para seguir haciendo otros cursos de coctelería y sobrevivir", agrega. Emiliano siguió con esta pasión a pesar de que todavía no veía tanto fruto económico hasta que se topó con una persona que vio su potencial.

FLASH MONEY

“Me propuso una temporada en una cervecería que inauguraba en la Costa Atlántica, acepté y viví aproximadamente un año trabajando y disfrutando de una profesión que solo la había arrancado como hobbie”, señala el joven. Toda una experiencia.

Juntó bastante dinero para pagarse la carrera de Master en Coctelería y se volvió para La Plata. Ya era otro. Finalmente logró recibirse y quedó como encargado de barra en una cervecería local.

“Es una profesión muy linda donde yo jamás me imaginé llegar hasta esta instancia. Quiero decir que no existe competencia en esto, somos todos compañeros y cada uno tendrá una maña o creatividad a la hora de realizar sus propias recetas. La coctelería es un arte y, como todo arte, se perfecciona con el tiempo y la experiencia”, reflexiona.

La pandemia, recuerda, fue un momento muy difícil para él. Y para el sector en general: “Vendía tragos embotellados en cajitas para la gente y con eso fui tirando”.

Ahora, con todo abierto, el rubro renace con fuerza. Emiliano no solo trabaja en la barra, sino que brinda sus propios cursos. Y en su casa. Muy personalizado.

“Arranqué dando clases a la tarde en un boliche local a la tarde y de noche trabajaba en otra cervecería. Hoy en día cuento con mi propia aula personalizada para cursos de Bartender en La Plata, y hago algunas changas de noche tranqui, donde disfruto de mi profesión”, completa.

Dejar un Comentario