Juana Repetto y Sebastián Graviotto volvieron a dar el "sí" con una fiesta inolvidable: "Gracias por hacerme mejor papá"

En las Redes 05/03/2023 . Hora: 10:15

Juana Repetto y Sebastián Graviotto vivieron una jornada inolvidable este sábado y que quedará guardada para siempre en sus memorias. Sucede que volvieron a gritar el “sí, quiero”. Si bien se habían casado en noviembre 2020, eran épocas de coronavirus, y no pudieron llevar adelante la fiesta que siempre soñaron.

En aquel entonces fue un festejo muy íntimo, con familiares, y no mucho más. Un evento en el que hasta los vasos tenían el nombre de cada uno de los que acudieron, para no equivocarse y agarrar el de otro. Fue al aire libre, cada uno se servía solo, sin compartir absolutamente nada.

COVID MLP

Pero, este sábado fue todo distinto y, como suele decirse, tiraron la casa por la venta. La reunión fue en una estancia en Pilar, con una temática muy campestre. Entre los presentes, por supuesto, estuvieron sus padres, Reina Reech y Nico Repetto. También su hermano, Bauti Lena Hubo amigos famosos, como José María Muscari, Emiliano Rella, Claudia Albertario y el Pelado López, entre otros.

CABA - DENGUE

En cuanto al atuendo para esta celebración que contó con 200 invitados, todo muy descontracturado. Juana, que ingresó del brazo de su padre y con sus dos hijos: Toribio y Belisario (también estuvo Lupe, la hija de Sebastián con su anterior pareja). Lució un vestido blanco y corto, por encima de las rodillas, que le diseñó César Juricich. El pelo recogido, atado atrás y, de allí, un tul que llegaba hasta el piso. En el caso de su marido, entró con un traje gris y una camisa blanca.

Por supuesto, no faltó la lectura de votos y el primero en hablar fue Sebastián: “Gracias por hacerme persona y hacerme mejor papá. Levantarme a la mañana y compartir un mate para planificar toda nuestra vida juntos nos hace feliz y no pido más que eso”.

EPC

Luego le tocó el turno a Juana, que también le dedicó tiernas palabras: “Todo lo que pienso es ese sueño de la familia de toda una vida, que si bien cuando nació Toro sentí que se cumplió con esa familia monoparental. Hoy siento que quizás por mi inseguridad, no creía poder lograr la casa, la pileta, los chicos, y hoy tenemos todo eso. Quiero agradecerte la paciencia, con los chicos y conmigo”.

Dejar un Comentario