Cristina Kirchner: “Nunca voy a ser de ellos, yo soy del pueblo y de ahí no me muevo”

La vicepresidenta fue la única oradora para conmemorar el 20° aniversario de la asunción presidencial de Néstor Kirchner
País 25/05/2023 . Hora: 16:50
Cristina Kirchner: “Nunca voy a ser de ellos, yo soy del pueblo y de ahí no me muevo”

Cristina Fernández de Kirchner fue la única oradora en el acto que realizó el Frente de Todos (FdT) en Plaza de Mayo en conmemoración por el 20° aniversario de la asunción presidencial de Néstor Kirchner.

SHOW DESAYUNO

“La verdad que qué mejor lugar que volver a encontrarnos en esta Plaza de Mayo, la plaza de la Patria”, fueron las primeras palabras de la Vicepresidenta ante la gente.

La funcionaria comenzó recordando a Néstor Kirchner: “Cuando él llegó el Estado era chiquitito, pero la deuda externa que le habían dejado era así de grande”, y afirmó además que Néstor Kirchner "sigue viviendo en el corazón del pueblo y en cada argentino y argentina al que le dio dignidad".

DERECHO AL FUTURO

“En aquel Estado, YPF había sido privatizada y era una empresa española como Aerolíneas Argentinas. Tampoco estaba el Correo, que también había sido privatizado. La ANSES tampoco existía porque cuando él llegó en Argentina se jubiliaban unos pocos. Los recursos de los trabajadores habían sido privatizados y entregados a las famosas AFJP”, analizó.

Posteriormente, se refirió a la situación económica de aquel entonces: "El día que se cayó esa falsa dolarización, estalló el país. Los discípulos de Cavallo, ahora explican qué hacer", explicó la vicepresidenta de la Nación.

EDELAP

"Esta plaza es testigo de nuestras alegrías pero también es testigo de feas jornadas, de feos días, de feos recuerdos de los argentinos. A la patria hay que tomarla sin beneficio de inventario. A la Patria, hay que comprenderla y amarla completa. Cuando era senadora y Néstor soñaba en el sur, esta plaza fue poblada de represión a Madres y Abuelas, el día que se caía la convertibilidad, y se apropiaban de los depósitos a plazo fijo de los argentinos en el famoso corralito, de aquel señor calvo y de ojitos claros", sostuvo.

"Cuando hoy escuchamos a quienes eran discípulos y colaboradores de ese ministro explicando lo que van a hacer, claro, porque nosotros no entendemos economía como ellos, no fuimos a la universidad. Kirchner era un simple abogado como yo. Los dólares que se quedaron los popes de las finanzas y que no estaban en los bancos, los pagaron Néstor y Cristina. Anoten genios de economía, se la garpamos nosotros la (deuda) de ustedes, los kukas, los perucas", enfatizó y añadió que "Néstor pagó la deuda más grande de la historia, la estatizada por la dictadura. Es ahí cuando le pagamos con FMI, que la Argentina retomó el timón económico".

"No es pecado pagar buenos salarios, al contrario", continuó Cristina Fernández ante una multitud en la Plaza de Mayo que, pese a la lluvia, se mostraba colmada, y recordó que "en mi segundo gobierno fue cuando la gente ganó más plata".

Luego dedicó parte de su discurso a la deuda con el Fondo Monetario Internacional contraida por el gobierno de Mauricio Macri, al afirmar que "el FMI le dio a Macri 57.000 millones de dólares para que gane las elecciones”, tras lo cual destacó que "la Argentina volvió a crecer, pero el crecimiento se lo están llevando cuatro vivos".

La exmandataria señaló que el préstamo al Gobierno de Cambiemos "fue político" y "política tiene que ser la solución", y citó a Néstor Kirchner cuando "decía que los muertos no pagan la deuda". "Creen que lo van a a pagar únicamente con commodities", manifestó.

En ese sentido afirmó que su gobierno dejó en 2015 "un país mucho mejor" que el que había recibido y recordó que en 2019 la Argentina estaba "nuevamente endeudada en dólares".

"El 9 de diciembre de 2015, el nivel de endeudamiento no solamente era ínfimamente ridículo. Las familias tampoco estaban endeudadas, las empresas tampoco. El salario de los trabajadores era el más alto de América Latina, porque la jubilación era la mejor de la región, porque habíamos lanzado satélites y estábamos incorporando tecnología, habíamos peleado contra los fondos buitres", sostuvo.

Cristina afirmó que aunque "hagan lo que hagan" desde los sectores opositores ella es "del pueblo" y recordó cuando quisieron asesinarla en septiembre pasado.

"Nunca fui de ellos ni lo voy a ser. Hagan lo que hagan, me quieran matar, meter presa, yo soy del pueblo y de ahí no me muevo", dijo luego de repasar los números con los que terminó su gestión con un "51%" de distribución de la riqueza en favor de los trabajadores.

"Necesitamos unidad nacional, fue un préstamo político, y la política tiene que ser la solución. Que lo aten a un porcentaje de exportaciones, pero que dejen de querer dirigir la política y clausurar la industrialización del país. No alcanza con la materia prima, tenemos que agregar valor para que haya trabajo de calidad y buenos salarios. Se puede hacer porque nosotros lo hicimos durante 12 años y medio", manifestó CFK.

"Hay que volver a renovar ese pacto. Cuando escucho y dicen hay que acabar con el peronismo o kirchnerismo, por favor, sin con ganarle alcanza, por qué llegar al exterminio del otro. Se lo digo como parte de una generación que fue devorada en la vorágine de la violencia política. Con hijos y familiares que no tienen el derecho de ir a llorar a sus seres queridos a una tumba. En nombre de todos ellos no puede haber ningún argentino de bien que no se oponga a esas prácticas horribles", expresó y agregó que "los miro a ustedes y sé que él de algún lugar nos está viendo y acompañando, estoy segura", en recuerdo a Néstor Kirchner.

Sobre el final de su discurso, la vicepresidenta de la Nación dijo que: "Se la pasan hablando de democracia y republicanismo. Empecemos a cumplir la Constitución, investiguemos a la deuda y sus responsables. Es hora de que las instituciones no estén para cuidar los intereses de las corporaciones y poderosos, sino de todos los argentinos y argentinas".

Antes de finalizar, la vicepresidenta bromeó: "Me quedo con tres expresiones. El de una compañera de González Catán, venía sola. Me miro desde su sensibilidad de mujer, muchas gracias. La pasaron por C5N, obviamente estaba mirando C5N, por TN esas cosas no pasan".

"Había una pibita chiquita, de San Juan, que venía a agradecerme, gracias Hebe. Y un compañero, José Flores, gaucho de Salta, dijo algo muy hermoso: de su madre que le hablaba de Evita. Me quería mucho, yo también te quiero mucho y los quiero mucho a todos. Gracias por tanto amor, es lo que me ha sostenido en pie", agradeció."Sin el amor y los rosarios que me alcanzan, sin Dios y sin la Virgen, seguramente no estaría acá", finalizó.

Dejar un Comentario