El superclásico no se arma: Kicillof, actor de reparto en las batallas de Javier Milei contra los gobernadores

Los triunfos de Javier Milei y Axel Kicillof alimentaron el morbo de una convivencia que amenazaba con ser el eje de las tensiones políticas del 2024. El morbo y las tensiones están (y vaya que están) pero con protagonistas impensados
Provincia 25/02/2024 . Hora: 08:13
El superclásico no se arma: Kicillof, actor de reparto en las batallas de Javier Milei contra los gobernadores
Francisco Angulo
Por Francisco Angulo
Periodista.

Cuando ganó Javier Milei el balotaje y Axel Kicillof ya se había impuesto en la Provincia de Buenos Aires, muchos analistas políticos salieron a comprar pochoclos para ver el superclásico que se avecinaba.

Era un superclásico muy especial. En primer lugar, por la abismal distancia ideológica entre ambos, y en segundo término por el inevitable choque de intereses: Milei dispuesto a un ajuste fiscal y a una desregulación económica que impacta de lleno en una estructura económica bonaerense bastante subsidiada y protegida.

STMLP

Pero contra todos los pronósticos, la escalada conflictiva tomó un vuelo caliente en otros territorios. El fracaso de la Ley Ómnibus aceleró el proceso. Milei se descargó contra los gobernadores “dialoguistas”. Los acusó de traidores, de darse vuelta a la hora de votar, de querer sostener sus “cajas”.

El capítulo más picante de la saga fue con el gobernador de Córdoba, Martín Llaryora. El conflicto se cobró la salida de un funcionario: Osvaldo Giordano, de ANSES. También embistió contra el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, que adoptó un perfil más bajo respecto a su par cordobés. Allí la ligó Flavia Royón, que fue echada de la Secretaría de Minería.

MOSQUITO MLP

Milei también había tenido un fuerte cruce con Ricardo Quintela, gobernador de La Rioja, por la emisión de sus famosas cuasimonedas, algo que finalmente se concretó en los últimos días con los famosos billetes “Chacho”. 

La venganza de Milei con los gobernadores se coronó con la no prórroga del Fondo de Incentivo Docente y la eliminación del Fondo Compensador del Transporte Público, algo que golpea a las arcas de la Provincia de Buenos Aires pero en mayor proporción a otras jurisdicciones.

CABA - DENGUE

Kicillof decidió no apostar a la vía judicial, sino a la administrativa. Un reclamo formal a Luis Caputo por dichos fondos. Y como si todo estuviera dado vuelta, fue Ignacio “Nacho” Torres, gobernador del PRO de Chubut, el que salió con los tapones de punta y judicializó el conflicto por el transporte público. 

En las últimas horas, la pelea entre el chubutense y Milei parece salida de control: el gobernador denunció que le retuvieron un porcentaje de la coparticipación y amenazó con no entregar petróleo. El Presidente le advirtió que puede terminar preso. Los gobernadores de Juntos por el Cambio apoyaron a Torres y Milei también cargó contra ellos. Lindo clima laboral.

El superclásico que se esperaba entre Milei y Kicillof parece un juego de niños al lado de este feroz cruce. En el fondo, Milei tiene una mejor valoración política de Cristina Kirchner y del gobernador bonaerense respecto de otros dirigentes más “equidistantes”. 

Entiende que “van de frente” con sus ideas. En el mismo club podría ingresar Juan Grabois: "Por lo menos te ataca de frente, no como los traidores que van con un puñal por la espalda”, dijo recientemente el libertario. 

Una película en el punto más alto de ebullición. Kicillof, en segundo plano. ¿Le conviene? Políticamente pierde protagonismo pero gana en “credibilidad”: sus reclamos no serán vistos como solitarios o caprichosos. Un combo diferente al que se podía imaginar el 10 de diciembre del 2023.

TWITCH CADENA COOL
Dejar un Comentario