Compró una casa rodante en Cañuelas y construyó algo increíble en La Plata: "Hicimos una caravana a Misiones que duró 4 días"

"No me gustaba reservar y estar en hoteles. La vida de hotel no me gustaba", insiste Gerardo, socio fundador de un gran movimiento en La Plata. Todo se plasmó en la década del 80 y ahora buscan reimpulsarlo
Sociedad 10/06/2024 . Hora: 11:38
Compró una casa rodante en Cañuelas y construyó algo increíble en La Plata: ”Hicimos una caravana a Misiones que duró 4 días”
Francisco Angulo
Por Francisco Angulo
Periodista.

Gerardo es de La Plata y un verdadero fanático de los viajes en casa rodante. Desde 1984 es socio fundador de lo que hoy se conoce como Rancho Móvil Club Argentino La Plata.

En diálogo con LAPLATA1.com, recuerda que compró su primera casa rodante en Cañuelas. La usaba con su hermano. Era de ambos. “La semilla surgió porque nosotros en el negocio teníamos camioneta, y con esa camioneta salíamos los fines de semana. Después yo me arriesgué un poco y llegué hasta la Costa”, subraya.

PROVINCIA

Finalmente, pudo conseguir un nuevo vehículo y se “independizó” de su hermano: “En ese momento no había las cabañas que hay ahora. No me gustaba reservar y estar en hoteles. La vida de hoteles no me gustaba”.

1984 sería un año clave: “Nos reunimos con un grupo de amigos y comerciantes de La Plata que tenían casa rodante. La primera reunión fue el 27 de agosto. Ahí hicimos el acta fundacional”.

MLP

“En 1985 inauguramos nuestra sede social y en 1988 concretamos nuestro anhelado sueño de comprar el predio en Olmos que tiene casi 3 hectáreas. Fuimos trabajando para hacer la limpieza, el alambrado y las iluminaciones. Después construimos un quincho y vestuarios para los socios. Fuimos creciendo cada vez más”, sostiene.

Han hecho múltiples viajes: General Belgrano, Merlo, Termas de Rio Hondo, Sierra de la Ventana, Luján, Chascomús, San Clemente, son algunos de los que recuerda rápidamente Gerardo.

STMLP

De todas formas, hay una salida en particular que recuerda, quizás la más audaz: “Fue una caravana que hicimos a Foz de Iguazú que duró cuatro días. Íbamos parando cada 300 kilómetros en distintos pueblos. Nos recibían los intendentes. Éramos como 70 vehículos que se desplazaban. Fue un viaje muy importante para mí y toda la familia”.

“Estamos a disposición de ranchomovilistas que vengan del exterior y quieran dejar en el predio su motorhome. También recibimos con los brazos abiertos a los argentinos que pasen por La Plata y quieran acampar un par de días. Necesitamos recambio, que se acerque gente joven y nueva”, señala Gerardo.

Dejar un Comentario