Denunciaron a un platense por abusar de sus propias hijas: "No lo conté antes porque tenía miedo y me daba vergüenza"

Judiciales 12/04/2021 . Hora: 13:11

Una grave denuncia se formuló en la Ciudad de La Plata. Se trata de un posible caso de abuso sexual que efectuó un hombre de 61 años llamado Gustavo López.

Las dos denuncias se presentaron el último 4 y 5 de abril, y tienen como víctimas a una de sus hijas de sangre, y al hijo de su ex pareja.

De acuerdo a la denuncia a la que accedió LAPLATA1.com, uno de los hechos ocurrió en 29 entre 528 y 529. “Cuando mi hermanita se iba a dormir, él me decía date vuelta para la pared, no digas nada porque mato a tu hermana y a tu mamá. Me sacaba la ropa y él se desvestía y me hacía poner en cuatro. Me abría las nalgas y me chupaba las partes íntimas”, dice crudamente el relato de la víctima.

“En varias oportunidades vi que Gustavo manoseaba a Sabrina, le tocaba la vagina y la cola, a veces con ropa y otras veces sin ropa”, sigue otro extracto del testimonio. La denuncia fue formulada en la DDI de La Plata.

Los abusos se dieron cuando ambos eran menores de edad. La víctima indicó que no habló antes de la esta situación “porque tenía miedo y me daba vergüenza”.

Lo cierto es que este sujeto habría cometido abusos sobre sus dos hijas y también los dos hijos de su ex pareja, que hace 10 años ya se separó de él.

Respecto al relato del chico, dijo que “él me tocaba el pene y ponía su pene en mi cola. Se masturbaba adelante mío”. Esto ocurría en la zona de 29 y 77. “Le daba plata a mis hermanos para que se vayan al ciber y me quedaba a solas con Gustavo en la casa. Siempre buscaba una excusa para que me acostara con él, y cuando no quería me obligaba, y me golpeaba para que me acostara”, agregó.

En diálogo con LAPLATA1.com, una de las denunciantes afirmó que “este hombre ya tiene demasiadas denuncias por violencia de género y por abuso. A mi mama le puso un arma en la cabeza y le rompió una costilla. La Justicia no hizo nada. Lo más grave es lo psicológico; te queda un trauma para toda la vida”.

Y explicó que “él es bueno y atento con las demás personas. Tiene doble cara”.

A su vez, relató que pidieron una restricción perimetral pero no se la concedieron porque no estaba golpeada ni rompió su casa. “Queremos que este hombre no se acerque más a ninguna criatura ni a otra mujer”, completó.

Dejar un Comentario