La trampita del examen "a carpeta abierta" que se discute en la UNLP y el experimento de un profesor: ¿Viene una revolución?

Universidad 28/07/2022 . Hora: 13:15
La trampita del examen ”a carpeta abierta” que se discute en la UNLP y el experimento de un profesor: ¿Viene una revolución?
Francisco Angulo
Por Francisco Angulo
Periodista.

En la UNLP crece una polémica o grieta entre los alumnos y los docentes tras la experiencia de la pandemia, que obligó a modificar formatos de cursada y fundamentalmente de exámenes.

YPF 300x250

¿Seguir con los exámenes tradicionales a “carpeta cerrada” o legalizar la “carpeta abierta”? Y avanza la movida por otra alternativa intermedia: la Hoja de Apoyo (HDA).

Laureano Sabatier, doctor de Ciencias Exactas de la UNLP, realizó un estudio o “experimento” muy interesante con alumnos de Química.

Banco Provincia

“El retorno al aula física nos impulsó a reformular las evaluaciones y reflexionar en torno a la siguiente pregunta: ¿Cómo podríamos capitalizar lo aprendido durante la virtualidad, incluyendo los beneficios de la presencialidad y sin que esto suponga un exceso de estrés para nuestros estudiantes?”, se pregunta en el trabajo.

Pareciera haber un problema de “manta corta” en los exámenes tradicionales: el alumno se preocupa más por memorizar contenidos que por aprenderlos.

“Una hoja de apoyo, de ayuda o referencia puede ser definida como un apunte generado durante la preparación de un examen. En este documento, de extensión máxima una hoja, cada estudiante vuelca en forma manuscrita todo aquello que considere conveniente tener a mano en el momento de la evaluación. A diferencia del clásico ‘examen a carpeta abierta’ la HDA involucra la organización previa de los contenidos y su posterior priorización; por lo que si se elabora con tiempo puede funcionar como un regulador de los aprendizajes, brindando información sobre qué y cómo estudiar”, explica Sabatier.

EDELAP

Los estudios sobre el tema señalan que esta hoja de apoyo baja la ansiedad de los alumnos a la hora de encarar la evaluación.

Por otro lado, los/las profesores/as también se benefician con su implementación debido a que les permite la confección de mejores exámenes con preguntas que sirven para alcanzar mayores niveles de aprendizaje. Allí radica también un “segundo” miedo de los alumnos: miedo al examen pero sobre todo a que tenga una dificultad muy elevada ya que cuentan con el beneficio de la HDA. De allí que muchos estudiantes quizás prefieran directamente no contar con la hoja de apoyo o la carpeta abierta por temor a una mayor sofisticación de las preguntas. Hablan de una "trampa".

El experimento consistió en la aplicación de esta hoja de apoyo con varios requisitos.

-Tamaño: A4 (doble faz)

-Contenido: todo lo que consideran relevante

-Carácter individual (no se puede emplear la de un compañero)

-Escritura de puño y letra con tinta, no lápiz

-Fácilmente legible

De los 16 estudiantes que rindieron, 13 pudieron emplear sus hojas de apoyo. El análisis permitió establecer 3 tipos de observaciones que potencialmente podían derivar en errores en el momento de la evaluación:

-Errores de contenido (A). Son expresiones matemáticas u oraciones que se encuentran mal escritas. En este ejemplo, (P1.V1)/T1 debe ser igual a (P2.V2)/T2.

-Redundancia en las fórmulas (B): Se escribe la misma expresión, pero despejando una variable cada vez. Si bien las fórmulas no son incorrectas, el ejemplo denota la inseguridad que tienen los estudiantes respecto a operaciones matemáticas sencillas.

-Afirmaciones descontextualizadas (C): Son frases únicamente válidas en el contexto de un ejercicio determinado. Un ligero cambio sobre la consigna hace que lo escrito tenga ningún valor.

“Los resultados preliminares sugieren que los estudiantes se sienten más seguros empleándolas durante el examen. Por otro lado, los aportes que hacen los docentes al revisar previamente las hojas de apoyo y la posterior revisión que hacen los alumnos, constituyen puntos de regulación del aprendizaje que promueven la reflexión metacognitiva”, concluye el trabajo.

En la UNLP, el profesor Walter Sosa Escudero hizo popular su “machete legalizado” en Econometría I de la Facultad de Ciencias Económicas. Defiende a capa y espada esta metodología. ¿Se viene una revolución más profunda del sistema de evaluación?

Dejar un Comentario