Gabriel Mestre brindó su primera misa en la Catedral como arzobispo de La Plata: "Vengo a escuchar y dialogar"

El evento contó con la presencia de los intendentes Garro, Cagliardi y Secco, y el gobernador Kicillof
Sociedad 16/09/2023 . Hora: 16:28
Gabriel Mestre brindó su primera misa en la Catedral como arzobispo de La Plata: ”Vengo a escuchar y dialogar”

Desde las 16.30 hs de este sábado, el monseñor Gabriel Antonio Mestre llevó adelante su primera misa en la Catedral, como nuevo arzobispo de La Plata. El oriundo de Mar del Plata llega en reemplazo de Víctor “Tucho” Fernández, quien fue nombrado en julio por el Papa Francisco como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano.

El flamante arzobispo inició la actividad al presentarse en la residencia universitaria “Santa Rosa de Lima” de las Hermanas Canonesas de la Cruz, ubicada en 53 entre 15 y 16, donde luego realizó una caminata hacia el emblemático edificio platense situado sobre Plaza Moreno, junto a jóvenes de dicha institución.

PROVINCIA

Allí lo esperaban en la entrada para entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino los intendentes de La Plata, Berisso y Ensenada, Julio Garro, Fabián Cagliardi y Mario Secco, respectivamente. A la misa también asistió el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, junto a funcionarios provinciales.

MLP

En sus primeras palabras como pastor de la comunidad arquidiocesana, Mestre compartió tres pensamientos que se resumen en tres verbos: "amar", "conocer" y "entregar". Con respecto al primer verbo, afirmó: “Hoy comienzo mi servicio como pastor de la arquidiócesis y al comenzar mi servicio como pastor les pido que oren cada día para que este arzobispo busque siempre por sobre todas las cosas amar a Jesús, que pueda responder así al amor gratuito que he recibido del Señor. Todo lo demás vendrá por añadidura y se desprenderá de la primacía del amor a Dios”. 

Por otro lado, el nuevo arzobispo reconoció que, a diferencia de su diócesis natal de Mar del Plata, aquí en La Plata “tengo como primer paso el gran desafío de conocer en profundidad la Iglesia y la comunidad civil que, en estos cinco partidos de la Provincia de Buenos Aires debo servir como padre y pastor”. Sin embargo, dijo, sería injusto decir que no conoce nada. "Los ocho años de seminario aquí en la Arquidiócesis y la vinculación que estas dos iglesias hermanas, Mar del Plata y La Plata, siempre han tenido, me permiten afirmar que ‘algo’ conozco y algunas de las decisiones más importantes de mi vida las he tomado aquí”, explicó. 

STMLP

En el último de los verbos compartidos en la homilía, destacó: “En mi humana debilidad quiero, por sobre todas las cosas, entregarles mi vida como siervo de Dios. Quiero entregar mi vida buscando hacer presente el lema episcopal que el Señor me inspiró y que hoy compartimos en la segunda lectura: 'Cristo es nuestra paz'".

"Entrego mi vida para que la paz de Cristo pueda reinar en la vida de todas las personas. Entrego mi vida para ser instrumento y artesano de la paz en la Arquidiócesis; a los queridos presbíteros, diáconos y seminaristas, a las consagradas y los consagrados con sus obras evangelizadoras, a cada comunidad, parroquia, escuela, movimientos o instituciones, a los jóvenes y los más pobres, los descartados y marginados, para animar en la unidad a los diversos carismas y servicios de la Iglesia Arquidiocesana, para trabajar por la dignidad de las personas en el trabajo, la educación, el desarrollo y la promoción humana integral, para fortalecer la democracia y cultivar la memoria activa que nos haga rechazar cualquier tipo de dictadura que no respete los derechos humanos fundamentales", culminó.

Dejar un Comentario