Los cinco signos para saber si la relación sigue siendo de amor o se convirtió en "costumbre"

Cuando permanecemos unidos a nuestra pareja por mucho tiempo, se corre el riesgo de dejar la puerta abierta a la monotonía y el aburrimiento. Cuáles son las diferentes señales
Salud y Bienestar 10/06/2024 . Hora: 15:50
Los cinco signos para saber si la relación sigue siendo de amor o se convirtió en ”costumbre”

En el crecimiento de una relación, el amor se fortalece a través de comprender y saber aceptar situaciones o experiencias que a veces llegan a tambalear la estabilidad, así como a saber perdonar y agradecer. Sin embargo, no saber si realmente se sigue estando enamorado o si el vínculo se perdió en la costumbre y la rutina es una duda común en las parejas de larga data.

“La costumbre en una relación de pareja puede ser negativa si se convierte en rutina, monotonía o desinterés por la otra persona”, advierte la experta Patria Santana, Sexóloga Clínica y Terapeuta de Parejas de República Dominicana. Ella señala al tiempo que la costumbre puede ser positiva si se trata de hábitos saludables, como el respeto mutuo, la comunicación abierta, la dedicación y el apoyo en momentos difíciles.

PROVINCIA

Las parejas de larga data dirán que el amor se transforma y que nunca es el mismo que se siente en los primeros meses o primeros años. Porque con el tiempo se vuelve un amor más de afecto, cuidado y respeto mutuo. Casi como algo fraternal. Y eso es verdad, pero no necesariamente tiene que ser lo que se busca.

El psicólogo Carlos Velásquez, de Bolivia, aconseja formular algunas preguntas importantes, como:

CABA

• ¿Cuánta falta me hace esta persona?
• ¿Por qué?
• ¿Temo quedarme sola/o y no tener compañía?
• ¿Realmente me hace falta sentir sus abrazos, caricias, besos y su amor?

“Después de contestar sinceramente se tendrá algo más claro: a veces es difícil diferenciar ambos vínculos”, comenta el especialista.

TEST VIAJES

El amor no es lineal y atraviesa varios estadios

Es importante tener en cuenta que el amor no es lineal y atraviesa varios estadios, desde la atracción inicial, la fase de “luna de miel”, el desencanto o decepción hasta llegar al amor real y maduro.

La fase de amor maduro se caracteriza por la sensación de tranquilidad y estabilidad. Según la dra. Carla Marie Manly, de EE.UU. “estar verdaderamente enamorado de alguien a menudo se siente como tener una amistad genuina con la ventaja adicional de la atracción continua y la intimidad sexual”. Por lo tanto, el amor no es un estado permanente de entusiasmo, sino algo que se cultiva activamente y se nutre mediante acciones que le demuestran a la otra persona que es importante en su vida.

Se necesita ser muy maduro para sobrellevar un enlace de años y hacer que se mantenga vivo. “Es mucho más complejo: se debe aprender a manejar la vida sexual y afectiva, la salud y la responsabilidad de forma equilibrada, sin dejar que ninguno de estos aspectos llegue a agobiar”, expone la especialista.

A continuación, algunas diferencias que pueden ayudar a identificar si la relación sigue en pie por amor o costumbre:

• El amor se enfoca en el bienestar y felicidad de la otra persona, mientras que la costumbre puede ser más autocomplaciente o rutinaria.
• El amor suele ser más intenso, emocionante y pasional. La costumbre tiende a ser más estable, predecible y cómoda.
• El amor implica una conexión personal profunda, mientras que la costumbre puede ser una relación superficial basada en factores externos como la conveniencia, la comodidad o la seguridad económica.
• El amor puede superar obstáculos como la distancia, el tiempo y los conflictos, mientras que la costumbre puede quedar limitada por ellos.
• El amor fomenta el crecimiento personal y la mejora mutua, mientras que la costumbre puede estancar o inhibir ese desarrollo.

Dejar un Comentario